Actualmente existen casos de discrimen por orientación sexual en el trabajo en Puerto Rico a pesar de que existe una ley explícita que prohíbe y castiga este tipo de acción por parte de los patronos en la isla. Hoy por hoy, en Puerto Rico, aunque dentro de los derechos laborales de todo individuo se protege el discrimen por orientación sexual e identidad de género, faltan más herramientas para educar y eliminar el discrimen.

No debemos tolerar más ningún tipo de discrimen por razón alguna.